El Catering Deluz en El Patio de las Bodas - Luz se casa
552
post-template-default,single,single-post,postid-552,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

El Catering Deluz en El Patio de las Bodas

El año pasado tuvimos la suerte de conocer a Tania e Inés, de Marketing for Lemons -wedding&events planners-, en una boda que ofrecimos en Bilbao. Conectamos con ellas a la primera y nos contaron que llevaban siete años organizando El Patio de las Bodas, un evento que se aleja de las expos habituales de bodas, un encuentro más pequeño y con proveedores seleccionados, y con un perfil muy Deluz. ¡Así que no nos lo pensamos dos veces y decidimos que este 2019 el catering Deluz tenía que estar presente!

El evento se celebra en Yimby, un espacio multidisciplinar ubicado en el kilómetro cero de Bilbao, en la plaza de Moyúa. Tuvimos la suerte de ocupar un espacio junto a las ventanas, así que Ion y María transformaron nuestra parcelita en un auténtico Deluz, nuestra finca para bodas en Santander. Aprovechamos los alféizares de la ventana para colocar nuestra cerámica, quima de ciruelo pisardí incluido.

¿Deluz o El Patio de las Bodas?

Intentamos trasladar también a El Patio de las Bodas el espíritu y la elegancia Deluz. Nos llevamos nuestro mueble camarera vintage y lo llenamos con aperitivos y petit fours, deliciosa repostería francesa en miniatura. Recibimos a los novios con copas de cava ecológico Vega Medien Brut, el mismo cava con el que sellan su «sí, quiero», con el que brindan los invitados por los recién casados

               

La experiencia ha sido muy satisfactoria y hemos conseguido nuestro objetivo: posicionarnos un poco más en el sector de las bodas en País Vasco. Conocimos a nuevos proveedores y nos reencontramos con otros que ya conocíamos. Nos encantó ver a Laura y Luis, fotógrafos en Love+Love, a los que casamos en 2018. Una boda de esas inolvidables, en las que es un auténtico placer trabajar.